UN BLOG PARA LOS INTERESADOS EN DAR A CONOCER SUS INQUIETUDES LITERARIAS, COMENTAR LIBROS, PELÍCULAS O ... SIMPLEMENTE COMPARTIR SUS SUEÑOS.



10 sept. 2009

Maloso el oso bueno, cuento de una niña de 8 años


Los niños también tienen qué contar y escribir con su desbordada imaginación, que en vez de truncar deberíamos estimular. A continuación el cuento de Arianna una niña, con ocho años cuando la escribió, de Tenerife que vino a Venezuela el año pasado a pasar vacaciones y me dejó este regalito. Solamente le corregí la gramática.


Maloso el oso bueno
Arianna

Había un oso polar que vivía en Caracas porque se vino en avión escondido en una maleta. Él entonces era algo chico y no le gustaba ni el frío, ni comer focas; sino el monte verde y comer “mojo”. El mojo es un alimento líquido de Venezuela que está hecho con huevo, tomate y cebolla.
El oso estaba ahora feliz porque el sol le calentaba su cuerpo y porque se había encontrado una lata de cerveza que tenía una imagen parecida a su padre.
─¡Mi padre es muy importante aquí! ¡Casi todas las personas lo adoran! ¡He visto a muchos hombres con esas latas en sus manos!
Entonces pasaron años y años, y el oso creció, y ya no podía viajar en Metro porque los adultos tenían que pagar el pasaje.
La gente pensaba que él era un señor disfrazado haciendo propaganda a la cerveza y lo saludaban: ¡Panas sí hay! ¡Consigue unas birras!
El oso se acordó que desde que llegó al aeropuerto fue muy bien recibido. ¡Claro! Si lo confundían con el señor chiquito que ese día fue a una feria en el aeropuerto disfrazado de oso polar. Y después al terminar la fiesta se montó en una camioneta con otros tres osos más que eran unos chicos disfrazados. Él, siendo muy inteligente, había aprendido a hablar español escuchando a las personas.
─Epa ¿por qué no te quitas la careta? ─preguntó alguno─. Hace mucho calor.
─No, yo estoy bien así ─respondió el oso con su ronca voz.
Ese día se quedó en la casa del señor pequeñito que siempre se encontraba muy borracho y pensaba que Maloso era uno de sus amigos del grupo. Al otro día el señor recibió una llamada de un familiar enfermo y le dijo al oso: “Tengo que viajar urgentemente a visitar a una tía en Europa. Cuídame la casa por unos días.”
El oso se quedó cómodo ahí, porque el señor más nunca regresó. El oso salía a pasear con sus compañeros que iban a buscarlo de vez en cuando para alguna fiesta.
Pero un día un niño se dio cuenta que ése era un oso verdadero.
─Oye, ese señor nunca se quita el disfraz ─exclamó el niño─, y siempre está limpio y perfumado.
─Y habla muy ronco ─dijo otra niña─. ¿No será un loco?
─Vamos a espiarlo cuando llegue a su casa.
─Vale ─dijo la niña.
Y se escondieron en un cuarto y vieron cuando el oso se bañaba con el disfraz puesto.
─Oye, éste como que es un oso de verdad.
─Sí, vamos a avisar a la policía ─dijo el otro niño─, posiblemente se comió al señor que vivía aquí.
─Y nos engaña a todos. Oso malo.

Luego vino la policía y encerró al oso en un zoológico porque no había donde meterlo preso.
Pero afortunadamente en el zoo había una osa frontina, de los Andes, con una mancha blanca en la cara, muy linda, de la cual el oso se enamoró y aprendió a hablar su idioma.
Desde aquel día el oso más nunca dijo una palabra de español y vive feliz con su compañera y nadie sabe que el oso nos entiende.


Aquí dejo unos enlaces de literatura infantil.
http://www.cuatrogatos.org/
http://www.bibliotecasvirtuales.com/biblioteca/literaturainfantil/

Y un blog de una amiga en donde escriben los niños.
http://secretosdeltaller.blogspot.com/

click

free web site traffic and promotion

páginas de enlace

Sistema Enlaces Reciprocos

Escribe