UN BLOG PARA LOS INTERESADOS EN DAR A CONOCER SUS INQUIETUDES LITERARIAS, COMENTAR LIBROS, PELÍCULAS O ... SIMPLEMENTE COMPARTIR SUS SUEÑOS.



26 feb. 2014

Las tres palomitas

Las tres palomitas




A petición de algunos lectores que seguían mi escritura recibí una entrevista de un periodista, de cuyo nombre no quiero acordarme, la cual no fue publicada en su revista, pero la escribo continuación:

--¿Por qué ha dejado de escribir en papel?
--No he dejado de escribir en papel, es que con la escasés que hay en Venezuela, --o vamos a sincerarnos: acaparamiento de divisas con fines oscuros, divisas que antes se destinaban a importar este tipo de insumos--, es posible que mi novela o libro se utilice como papel tolete…
-- Será toilette…
--Es lo mismo ya que con una rodilla en tierra y en posición de cubito abdominal no se nota la diferencia entre un papel o un tolete. La RAE, o sea, la real academia española --no la IRA por si acaso un error mientras transcribes---, todavía no intervenida, gracias a Dios, se ocupará en su momento de ese nuevo sinónimo.

Ante la imagen de chaleco Montecristo viejo colgado en un armario nuevo "ármalo-tú-mismo" comprado en Makro, que se dibujó en el rostro del periodista, me vi en la obligación de corregir la broma... que, aunque no tan cínica como las del lenguaje de los mediocres que gobiernan, se pudiera prestar a malentendidos
-- No, mi amigo, es jodiendo... el asunto es que no me han publicado otros libros, una excusa de una editorial es por la falta de papel, y otra es que a algunos de esos correctores arrimados al chanchullo les incomoda un personaje que no tiene pepitas en la lengua para decir unas cuantas verdades que él ha vivido a lo largo de su existencia.
--Se podría saber ¿quién es ese personaje que maneja la verdad?, me imagino que ha de ser la de él mismo porque cada quien maneja su propia verdad.
--Por razones de censura me reservo el nombre, o mejor dicho llamémoslo El Innombrable…
--- ¿Qué?... ¿el comandante?
--Aunque algunos aseguran que comandó demonios, no es ese quién tú piensas, que ni siquiera tuvo tiempo de despedirse, ni de enviar un mensaje de unión... razón por la cual poco a poco su protagonismo se hundirá en una fosa histórica y no como él quiso quedar... como una plast... ilina.
--Creo que mejor es moderar el lenguaje porque es difícir—expresó con acento oriental— que salga al ruedo esta entrevista.
--Sí, tranquilo no voy a hablar de penes, ni de libras, pero sí de mi libro…
--¿Podría darnos un adelanto de su libro?
--Bueno, la intención es llamarlo " Los siete pelos del diablo", pero de seguir estos obstáculos para su publicación, quizás se llame "Las siete canas del diablo…"
--Suena interesante y hasta lúdico, aunque, mi pana, te confieso, que no sé qué significa bien esa palabrita… pero a lo mejor muchos lectores saltan de pánico con tal título... los de La Atalaya a lo mejor no lo compran.
--La idea no es venderlo, la idea es leerlo porque trata sobre un juicio al Innombrable debido al efecto de siete pelos que lanza él mismo, diablo, en el planeta Tierra cada cincuenta años... y en estos diez lustros tienen que ver con Venezuela... es más bien un diablo picaresco, que sabe más por viejo que por cualquier otra razón, y que se defiende ante un jurado integrado por seres extraordinarios, esos dependen del cargo que se le impute.
-- Como por ejemplo….
--- Una de esos pelos es el de la reputación y el Innombrable se defiende y refuta la influencia que ejercen algunos personajes de la Cúpula Universal, entre esos Cronos, sobre la historia que se narra... es un cuento por cada pelo… Él tiene reputación de oler a azufre, pero en realidad esto no es así, este personaje es adicto a las caraotas fritas y sufre de incontinencia flatuléntica... si es que existe esa palabrita.

--Ahora cualquiera inventa una palabra... hablando de ese otro ser, Cronos, es el dios del tiempo, y es lógico que el tiempo todo lo intervenga… y ¿qué tal Dionisos?, ¿aparece en alguna historia?…
--¡Claro, mi amigo!, ¿cuándo se ha visto que la caña no ejerza influencia en el acontecer del país?… súbele el precio a la cerveza, o escóndela para que veas como termina de desplomarse esta Excrementocracia, ¿qué digo?, gobierno…
--¿No cree usted que tal sustantivo sea muy fuerte para incluirlo en un artículo periodístico?
--Bueno, defínelo tú y pon el calificativo que más te parezca… te lo dejo a tu criterio.
--¿Um... Tragedia?... ¿le parece bien?
--Sí, ya que hablamos de dioses griegos… pero, ya que algunos prefieren pasar la vista por un lectura menos coloquial te adelantaré alguna corta historia para el artículo
--Dale pues… lo grabo… play videotape...

--Esta es la historia de tres avecillas que surcan el aire como danzantes del éter ante el rostro que se atreve a mirarlas, la primera:
La palomita blanca
copetico azul
que ya no nos puede llevar
a ver a Jesús.

-- ¿Cómo es eso? ¿No hay boleto?, ¿El pasaje está muy caro? ¿o el efectivo que te dan no alcanza?
--- Ah, ya te diste cuenta, pero además de eso, le mocharon las alas...
--Aaaaaahhh...
--Y la segunda es una paloma de la mano de un niño, la inocencia del niño rubio y pobre ante la paloma cara, de la boca que silencia ante la palabra que no encuentra, del gesto a mostrar ante lo que no se puede publicar…
--Vio, con este lenguaje sí se podrá publicar algo y ¿la tercera?
--La tercera es una granujilla desvergonzada que se muestra tal como es… como el chisme de Quevedo, las bragas, la niña, la madre y la Prestobarba.
--No conozco esa inocente anécdota, pero puede pasar…
--Te explico brevemente: 


Una niña de recursos parcos
se encarama en una mata
a coger el tímido mango que de pintón se engalana,
sube sin pantaletas, o sea sin suaves bragas.
Quevedo, el prolijo autor, que por allí transitaba, notando la impubertad...
Un par de billetes verdes a la chiquilla entregó
para que  comprara prenda y cubrir su indiscreción.

--¿Con dos billetes de a veinte?, ¿cuándo fue eso?, Eso no alcanza ni para un caramelo, ni que fueran dólares… ah ya entendí… eran gringos…

--Silencio, mi pana, no interrumpas, continúo:
¡Mi niña de´onde has sacado tanto en la pelazón!
Le dijo su madre al verla entrar y al colocar en la mesa aquel tesoro mayor
Porque comparando esto con nada… tiene mucho de razón…
Y al otro día la doña, sin acto de magia alguna... las bragas: desvaneció.
Se encarama en la mata´ e mango al ver al prolijo autor.
Quevedo que acostumbraba siempre a lo alto mirar
intentando con ese gesto alguna idea atrapar;
en vez de lo que esperaba se topó una oscuridad...
Y pidiéndole a la dama que bajara de aquel ramal,
Le otorgó un par de monedas
Y dijo con sobriedad:
¡Recibid este obsequio y comprad una Prestobar!

--Mi pana, es una Prestobarba, te faltó la a.
--Deberías parecerte a una elipsis para que entiendas.
--Y entonces ¿qué tiene que ver esto con la entrevista?
--Resumiendo, son tres palomitas para pintarlas y que colocaré en mi muro... por si tú no me publicas…
La primera es para aquellos que se toman un vacación breve y dejan la protesta a cambio del efluvio de cebada y  de otros vapores en una playita…
La segunda es para pintársela a aquellos inocentes que creen que aquí todo está bien y qué no pasa nada... Pues sí está pasando y no hay que abandonar la protesta, ya incluso el sonido de las ollas los desconcierta... que hasta envían a pistoleros a silenciar los metales…

Y la tercera es para pintársela a una gran parte de la población que no tiene dignidad y que desconoce esa palabra, a esos militares que sólo sirven para cuidar papel tolete, a los comprados con una migaja de lo que en realidad les corresponde, a los cómplices de toda esta corrupción, hurto, robo y violación de derechos y leyes, que se contarían por millones… por aquello de que quién apoya, ve y no denuncia, o se hace la vista gorda – aunque para el Supremo no hay nada oculto— sostienen y comen de esa mata de frutas podridas.
--Verga mi pana, no puedo pintarte ese panorama en mi artículo.
-- Pues ya llegará su momento, como el de los angelitos negros y ve a ver si pintas con el lápiz venezolano y no con ese otro extranjero caribeño.

Y así concluyó la entrevista.
Como regalo adicional les dejo las tres figuritas a quién le corresponda según lo anteriormente expresado.


0 comentarios:

click

free web site traffic and promotion

páginas de enlace

Sistema Enlaces Reciprocos

Escribe