UN BLOG PARA LOS INTERESADOS EN DAR A CONOCER SUS INQUIETUDES LITERARIAS, COMENTAR LIBROS, PELÍCULAS O ... SIMPLEMENTE COMPARTIR SUS SUEÑOS.



29 jun. 2008

Mi encuentro con Jesús Rosas Marcano


En nuestro país, así como en otros, generalmente, muy poca gente conoce a los escritores de su tiempo. Si alguien hace una encuesta por ahí seguramente le nombraran a Arturo Uslar Pietri y a Rómulo Gallegos. Otros recordarán a aquellos que les obligan a leer en bachillerato, como Francisco Mazziani o Eduardo Liendo. Si alguien está poco metido en el medio literario, ya reconecerá otros nombres, por mencionar a algunos, como Andres Eloy Blanco, Aquiles Nazoa, Rafael Cadenas, Ramos Sucre, José Balza, Adriano González León. Existen otros escritores que a pesar de su verso ágil , ameno y por su carácter filantrópico, son más conocidos por su participación con los medios de comunicación y por su humorismo. Éste sería el caso de Jesús Rosas Marcano, compositor de las letras de las canciones Botaste la bola, La Marcha de los Pendejos y Negro como yo, popularizadas por el grupo Un Solo Pueblo.

Jesús Rosas Marcano, conocido como Chue o El Profe por sus allegados, nace (en presente porque este tipo de persona nunca muere) en La Asunción , edo Nueva Esparta en 1930, en el mismo año y pueblo donde nació mi padre (quien seguramente estará parrandeando con él por esas calles del Empíreo). Rosas Marcano, dedicó su vida al servicio de la docencia el periodismo y a la canción popular. Muchos de sus versos son dirigidos a lo niños, especialmente al niño que llevamos por dentro, y como un Vargas Llosa "ñero"- cariñosa espresión de margariteño-creía más en la dedicación intelectual que en la musa. "La inspiración no existe. Para crear uno tiene que convocar su corazón, su cerebro, lo que ha leído, el momento”, aseveró en cierta oportunidad.

La última vez que lo vi, fue cuando caminaba por las inmediaciones del Centro Comercial Los Chaguaramos, y lo recordaba desde mi infancia quizás porque en algún momento lo escuché recitar alguna estrofa de A la Una la Luna, a las dos el reloj, que se casan la Aguja y el Granito de arroz o por ese poema a los astronautas


CLARO DE LUNA

Aldrin, el primer día
que estuvo por allá,
a pesar de esa honda
fatiga sideral,
durmió profundamente
como nunca jamás.

Porque el claro de Luna
lo invitó a reposar
en ese Mar sin olas
de la Serenidad.

Pero en cambio a Neil Armstrong
no le sucedió igual.
Tuvo hasta pesadilla
y esa incomodidad...

Cuando el claro de Luna
lo vino a despertar,
vio que andaba su colcha
rodando sin parar
por el embravecido
Mar de la Tempestad.

Ese día del año 2001 poco antes de emprender su vuelo, posiblemente en otra clase de Apollo 11, lo detuve, con intenciones de que me indicara como arrancar con mi proceso de escritura tanto como por saludarlo.
-¿Como está? Usted posiblemente no se acuerde de mí. Yo soy el hijo de Oscar Albornoz -le dije.
-Muchacho- exclamó con su simpático acento oriental- como has crecido. Claro que me acuerdo.

Quizás tenía algo que hacer, pero detuvo su andar para evocar gratos momentos de su infancia. Solamente la expresión de su rostro me indicaba que algo especial había rondado por su memoria. Me contó una anécdota de cuando era monaguillo, juntamente con mi padre en la iglesia de La Asunción, y que mientras uno tocaba el órgano, el otro se comía alguna ostia... como cosas de muchacho.
Pero lo que me conmovió fue cuando evocó la imagen de mi abuela Ana, que muy poco conocí, y me dijo cual niño emocionado que empaña su renuncia -renuncia a perder el tesoro de la infancia-resoplando en los cristales frente a la confitería:
Tu abuela fue una mujer muy noble, a mi nunca se me olvida las veces que me dejaba algún "corotico" dentro de los zapatos el día de Reyes"

Y detuvo su prosa. Fue una emoción tal que me transmitió, que olvidé porque lo había entretenido... para preguntarle como arrancar con la escritura. Hoy, más de siete años después, ya arranqué; y sin saberlo, con aquel sentimiento imborrable, posiblemente me dejó el mensaje: Mijo, lo que necesitas es poner tu corazón.
A continuación un video de Serenata Guayanesa con esa canción que trae gratos recuerdos... y al Profe, donde quiera que se encuentre, mis más profundos respetos.

3 comentarios:

mi despertar dijo...

"soy el dueño de mi destino y el capitán de mi alma".

..Soy labios sensuales vengo de la luna, paso por la tierra en busca de mares, soy la dueña de mi vida y ya ves mirame las alas, son grandes y plenas ...y llenan mi barca, de luz y de penas.....
Soy la dueña de mi cuerpo mi alma y mis ojos, mi destino me mira lo miro y sonrojo... paso por tu blog ,me encanta lo huelo ...palpito con las letras mientra sigo mi vuelo!!!La luna me mira sonrojo ante ella, me abro en la noche palpita mi estrella, y sigo mi vuelo dejándote un saludo con letras de oro ...volveré te lo juro.

Adam & Eva dijo...

Yo vengo del blog de mucha y me he quedado encantada con tu estilo
Abrazos marinos

OmiBell dijo...

Hola henrique, cite en mi tesis parte de tu apreciacion sobre el poeta JRM, gracias fue de gran apoyo para mi estudio, estoy en www.secretosdeltaller.blogspot.com,
Saludos, OBP

click

free web site traffic and promotion

páginas de enlace

Sistema Enlaces Reciprocos

Escribe