UN BLOG PARA LOS INTERESADOS EN DAR A CONOCER SUS INQUIETUDES LITERARIAS, COMENTAR LIBROS, PELÍCULAS O ... SIMPLEMENTE COMPARTIR SUS SUEÑOS.



2 mar. 2008

AL OTRO LADO DEL MARGEN

AL OTRO LADO DEL MARGEN. (Inspirada en la película mar adentro)
Por Paul Albornoz
Es de noche, los rayos de la tormenta iluminan el océano, una pareja de buzos flota a la deriva, fueron abandonados en el medio del mar. Los tiburones nadan a su alrededor, pasan casi rozando, el ataque es inminente…….. en ese momento; allí en el cine, Ana sintió la zozobra que siente allá en el barrio, cuando las bandas armadas se enfrentan a tiros y uno queda atrapado, sin poder recurrir a nadie…. Tan familiar le era esta zozobra que Ana, anticipo la escena cuando la pareja reza el padre nuestro, mas que una plegaria es un grito del alma pidiendo auxilio ; ya bastantes veces había rezado acostada en el piso mientras pasaba la balacera.

Amanece, ella flota abrazada al cadáver, el protagonista ha muerto victima del ataque de los tiburones. Ana empieza a llorar al recordar aquel amanecer que su hermano nunca vio, asesinado por jóvenes, transformados en asesinos sin piedad por la droga . Entrando a la casa lo le dispararon para quitarle los zapatos, ella lo había arrastrado hasta adentro, aun vivia, pidió auxilio pero el miedo, y el sentido de supervivencia de los vecinos es mas fuerte que el sentido de solidaridad, en medio de la balacera, nadie los auxilio, murió en sus brazos . Amaneció también ella abrazaba el cadáver y no era una película.

Al sentir el llanto Juan se volteo, vio el reflejo de la luz en el sendero de las lagrimas en sus mejillas, trataba de comprender lo que ella sentía. De repente, mientras disfrutaba de la escena del grupo de buceo bailando en la fiesta playera, sin percatarse de que habían abandonado a la pareja en alta mar, se le formaba un nudo en la garganta, al descubrir la realidad de otros las innumerables fiestas que había disfrutado… sin saber la suerte de otros. Ana le había contado como es la vida allá en el barrio, la muerte de su hermano, ese mundo marginal que Juan desconocía pero que esta allí, donde seres humanos como el ha sido excluidos de las oportunidades, están fuera del margen, del texto social.
Solamente con aprender lo que ellos viven no te permite sentir lo que ellos sienten. ¿Que podía saber Juan como se sentía Ana ? venían de dos realidades muy diferentes…en este momento sus dedos se entrelazaban deslizándose, en el pasado, los de Ana se habían tenido que deslizar en la mesa del bar., los de Juan en el touch pad de su PC, Jugando con el agua que deja el vaso frió del cliente Ana percibía sus deseos; Dirigiendo el cursor para entrar a un mundo virtual, fascinante, lejos del mundo real y mucho mas del mundo marginal. Ella le había revelado ese mundo de supervivencia que esta allí, del otro lado del margen.

Ana percibió algo y al volteas vio como la serenidad del rostro de Juan, se tornaba en asombro, angustia en dolor. La magia del cine el llanto de Ana habían acercado a Juan a la vivencia de estar en peligro y sentirse desamparado, repentinamente comprendía a aquellos que solo son tomados en cuenta para ganar votos y luego son ignorados, , Juan nunca antes había vivenciado algo así. Comprendió que esto puede ser peor que verse el medio de la soledad del océano, es verde abandonado en medio del colectivo donde nadie te tiende la mano, es sentirse ignorado por el prójimo !.

Esa vivencia virtual le daba una perspectiva diferente de los que han sido marginados, sentía solidaridad, con lo cual experimento una plenitud, había desaparecido el vació del la vida cotidiana, destinada a satisfacer placeres, se sintió conectado con aquello que llaman la ¨ leyenda personal¨ por un momento sintió que hay campo para, esa misión que venimos a desempeñar. ¨ Los pensamientos de Paulo Coello cobraban una fuerza que sacudía, derrumbaba y reconstruya los paradigmas de Juan.

Ya Juan solo miraba la película mientras meditaba ¿como se sienten las personas que veían sus sueños desmoronarse? como cuando la familia de Ana perdió su apartamento al no poder pagar algunas cuotas del préstamo, lo que los llevo al rancho donde vivía con su familia, ¿podía soportar lo que sintió Ana ? el deslizarse hacia la pobreza sin que nadie les tendiera una mano… y miles de casos mas.

Ahora comprendía mejor ese odio que la década roja ha avivado en los marginados, al limpiabotas, a la señora que se le murió un hijo en los brazos, al preso …..el marginado creyó que lo pasarían al otro lado del margen y le encontró un sentido al proceso: colocarnos fuera del margen para hacernos sentir lo que siente el prójimo, para así : “enfocarte en el potencial liberador de lo que la mente está haciendo en cada momento. Lo que eres–de dónde vienes–no es tan importante como los motivos que tiene tu mente para hacer lo que está haciendo en este momento.
Aunque el pasado puede explicar muchas de las desigualdades que vemos en la vida, nuestra dimensión como seres humanos no es la mano que nos han repartido, porque esa mano puede cambiar en cualquier momento.
Nosotros tomamos nuestra propia dimensión por lo bien que jugamos la mano que nos ha tocado. Si ves que otras personas están sufriendo, y que estás en posición de ayudar, no te enfoques en su pasado kármico sino en tu oportunidad kármica actual: Algún día podrías encontrarte en la misma dificultad en que ellos están ahora, de manera que aquí está tu oportunidad de actuar de la forma en que te gustaría que ellos actúen cuando llegue ese día”.
Hoy era el primer día del resto de su vida…….. ¡Un buen día para empezar ¡
Solo encontraron la cámara de la pareja, en las entrañas de un tiburón, Juan sonrió de felicidad agradeciendo el presente y un nuevo sentido de su vida……….

0 comentarios:

click

free web site traffic and promotion

páginas de enlace

Sistema Enlaces Reciprocos

Escribe