UN BLOG PARA LOS INTERESADOS EN DAR A CONOCER SUS INQUIETUDES LITERARIAS, COMENTAR LIBROS, PELÍCULAS O ... SIMPLEMENTE COMPARTIR SUS SUEÑOS.



1 abr. 2008

Que lo piquen las avispas




El siguiente es uno de los cuentos cortos que estoy encribiendo como ejercicio de narrativa. Entre las técnicas recomendadas para mejorar la escritura, uno debe ensayar diferentes estilos, jugar con los personajes, narradores, planos temporales, etc. Espero les guste... y si no, disfruten el merenguito.

Que lo piquen las avispas
Por Henrique Albornoz


El Centro Comercial había quedado en penumbras. Ibrahim parecía evocar al dragón que se lo había engullido junto a su pequeña hija de cinco años después de sentir la dura lengua de reptil fabuloso golpear su cabeza. Entre las sombras, pareció acordarse: La infantil voz “Papi, no te mueras por favor”. Más tarde, no estaba seguro, creyó nacer de nuevo, dos seres de índigo -¿en que plano estoy?- lo sustrajeron del oscuro vientre. Y luego:
aquel zumbido cerca de su corazón.
-¡Que llegó la luz, hombre!
Medio abrió los ojos sin virar la cabeza, y por entre su nubosidad mental, se vio sentado solo. Se sintió muy triste. Creyó haber perdido a su adorada familia. Inmediatamente se dejó caer en un sueño antes de sentir como dos picadas de avispas en su cabeza.
¡Y otra vez aquel zumbido cerca de su corazón!
Descorrió la cortina de sus párpados y allí estaban: los encantadores ojos de su hijita. “Papi, ¿ya estás bien?”, preguntó la niña antes de abrazarlo tiernamente.
─Señor, ¿cómo se siente? ─resbaló desde arriba de los labios de un ser de índigo.
─No te preocupes mi amor, fue más el susto que el disgusto ─añadió su esposa pasándole un perfumado pañuelo por el rostro─. Hubo un apagón, el elevador se detuvo de repente y te cayó la lámpara en la cabeza.
─Es sólo una pequeña herida en la frente que ya fue suturada ─dijo ahora una mujer vestida de azul: posiblemente una paramédico.
Y otra vez el teléfono celular vibró en el bolsillo de su chaleco, cerca de su corazón. Lo sacó. Se dejó escuchar el saludo inicial grabado con una estrofa de la canción de Juan Luis Guerra: Que yo le envío mis avispas pa que lo piquen.


0 comentarios:

click

free web site traffic and promotion

páginas de enlace

Sistema Enlaces Reciprocos

Escribe